La belleza ¿está en el interior?

Experiencias / 26 julio, 2015 / No Comments /

belleza-interior

¿Te has planteado alguna vez la importancia que tiene para tu belleza tu personalidad?

Seguramente al leer esta pregunta habrás sonreído y pensarás que intentaré “venderte” un método mágico para que luzcas mejor J. Nada más lejos de mi intención. Estarás de acuerdo conmigo que una correcta alimentación se traduce en belleza, piel más luminosa, menos imperfecciones. Como también convendrás conmigo que un poco de ejercicio es fundamental para estar y sentirse mejor, mantener la elasticidad, vencer los efectos del tiempo…. en definitiva, más belleza.

La combinación entre una alimentación equilibrada, una dosis adecuada de ejercicio y unos buenos productos de belleza aplicados correctamente es la base del éxito. ¿Estamos de acuerdo en esta fórmula mágica?

Pues yo estoy completamente de acuerdo, porque creo que hay algo más, un ingrediente “secreto” en esta receta que además es relativamente fácil de conseguir. ¿Cuál es? El ingrediente secreto eres tú misma, mejor dicho, tu actitud.

La cara más bonita no luce resplandeciente si no sonríe, los ojos mejor maquillados no son atractivos si no transmiten emociones, los labios mejor definidos parecen vacíos si no expresan nada.

¿Qué es lo que necesitas para añadir este ingrediente a la receta? Sé que no es fácil, que teorizar sobre esta moda de ser positivo, feliz, sonriente es sencillo, que lo difícil es ponerlo en práctica. Todos tenemos problemas, momentos difíciles. Pero las cosas son como las vemos de modo que ¡¡Vamos a cambiar la perspectiva!!

Las cosas no son fáciles, soy consciente de ello. Da la sensación que todos los factores externos a veces se confabulan para robarnos ese gesto de alegría, pero es sólo eso, una sensación. No existe ese complot y está en nuestra mano marcar la ruta de nuestra alegría.

belleza-interior (1)Cada vez que tenemos un problema nos empeñamos en pensar la mala suerte que tenemos…¡Cambiemos la perspectiva! busquemos una solución para esta situación. Si vas a preguntar que como se hace esto, ya me he adelantado y aquí tienes la respuesta

El primer paso, será “despersonalizar” la situación, piensa que siempre que las cosas le pasan a otros, nuestros familiares o amigos, analizamos bien las situaciones y solemos dar buenos consejos.

Una vez que hayas tomado distancia con el problema, analiza, replantea, reflexiona, ¿Crees que no tiene solución? pues no le des más vuelta, asunto terminado, ya no sirven las expresiones tipo, si hubiese llegado antes, si lo hubiese sabido….. termina con esas expresiones que tan culpable te pueden hacer sentir. Hay cosas que no se pueden solucionar, cuanto antes podamos asumirlo antes podremos sonreír a lo que sí tenga solución.

El resultado de tu pregunta ¿Tiene solución?¿es afirmativo? Pues no lo pienses, define cuál es la solución, traza una estrategia y sobre todo…¡ponte a trabajar! con la sonrisa de aquel que sabe que saldrá adelante y que si algo sale mal, dormirá con una sonrisa en los labios porque ha hecho todo lo posible.

Aún falta un paso, aprende, cada error, cada situación desfavorable debe tener un sentido en nuestra vida y ha de ser el de darnos un aprendizaje vital que de otro modo nunca obtendremos. Una vez resuelto aquello que te preocupaba, y sobre todo, sin olvidar despersonalizar, intentando ser lo más objetivo posible, analiza, reflexiona, intenta conocer los orígenes del problema, por qué ha llegado hasta la preocupación y cómo podrías haberlo evitado. Todo esto, así, sin más emoción se convertirá en una lección de vida.

¿Y para qué me sirve todo esto? Para sonreír sabiendo que pocas cosas podrán quitarme esa alegría y que aun cuando suceda mi “belleza” interior hará que me recupere, que se curen esas heridas y que vuelva a resplandecer transmitiendo a todos aquellos que me rodean, alegría, cordialidad y seguridad.

¿Te has dado cuenta que alegría, cordialidad, seguridad son palabras “atractivas”? ¿Has observado cómo embellecen a las personas que las lucen? recuerda conversaciones como… ¿Conoces a Loli? Es guapísima y además es un encanto J

El corazón a veces puede llegar a engañar a los ojos, alguien que posiblemente y de modo objetivo nos puede parecer poco agraciado, vestido con ese traje de “buenas vibraciones” harán que nos parezca mucho más bello, mucho más atractivo…. ¿Será eso el carisma?

¿Qué crees? ¿El corazón o los ojos? ¿Dónde está la verdadera belleza?

BELLEZA INTERIOR - 29x42cm - 70

Nota: Este post se publicó en en el Blog de Mazuelas Profesional en julio de 2014


Tags : | | | |

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: